Una terapia para todos…

Terapia Craneosacral. Aplicaciones

La Terapia Craneosacral, en sus distintas aplicaciones, utiliza una técnica suave y respetuosa con el proceso individual de la persona, pero a la vez es muy profunda. Proporciona cambios estructurales, una reorganización fisiológica, un reequilibrio energético, una evolución espiritual y un equilibrio profundo a nivel general. En la página del IBCI, Instituto de Biodinámica Craneosacral Integrativa, se recogen distintos casos clínicos en los que se puede ver el éxito de esta terapia. Se pueden leer pinchando aquí.

Está indicada en los siguientes casos

Niños

La suavidad de la terapia la hace apropiada para todas las edades, niños desde temprana edad, incluso en el embarazo y postparto. La terapia apoya la salud en la infancia, cólicos del lactante, desajustes emocionales o físicos, síndromes como TDHA o autismo. Sus resultados se pueden ver desde la primera sesión.

Síndrome De estrés postraumático

La terapia ayuda a equilibrar el Sistema Nervioso, está muy indicada en casos del síndrome de estrés postraumático, ayuda a recuperar el bienestar emocional y físico.

Golpes y traumatismos

Puede mejorar, incluso eliminar el dolor de golpes o traumatismos y las secuelas de operaciones, como las adherencias del tejido, muy comunes en las cesáreas, proporcionando la liberación del tejido y consecuentemente las molestias ocasionadas.

Problemas gástricos

Aminora las malas digestiones, dispepsia, diarrea, estreñimiento, gastritis, úlceras y demás desajustes gástricos e intestinales.

Problemas pulmonares y circulatorios

Los problemas del sistema circulatorio y pulmonar pueden mejorar, casos como arritmias, taquicardia, bradicardia, ansiedad, asma, bronquitis y secuelas de accidente cerebro-vascular.

Desajustes hormonales

La terapia ayuda y puede suavizar los desajustes hormonales, retención de líquidos, problemas renales o cistitis. Tiene especial utilidad en casos de infertilidad.

Pinzamientos. Nervios

Se suavizan los pinzamientos o inflamaciones de los nervios y dolores producidos por ellos, gracias a la gran relajación que produce la terapia, mejorando los dolores musculares, articulares, de huesos, contusiones, artritis, artrosis.

Dolores de cabeza. Migrañas

Dolor de  cabeza de cualquier origen, debido a compresión craneal, a estrés, a problemas digestivos o endocrinos, desaparecen con la terapia. Dolores debido a los pinzamientos de las raíces nerviosas, dolor e inflamación muscular debido a la salida del disco intervertebral, disminuyen con la TBC. Está muy indicada en el caso de migrañas, se suavizan e incluso pueden desaparecer.

Vista y oído

Vista cansada, estrabismo, tinitus, zumbidos, anosmia, suavizan sus síntomas.

Desajustes emocionales

Cualquier desajuste emocional o de personalidad se equilibra. Con respecto a la evolución y crecimiento personal; la terapia muestra claramente, aquellos patrones de comportamiento nocivos y  reorienta profundamente.

Inicio